¿Cómo saber si tu empresa tiene un correcto alineamiento estratégico?

Un 67 % de las empresas fracasan en la ejecución de su plan estratégico. Normalmente, esto se atribuye a una falta de participación o incluso de compromiso por parte de los integrantes de la empresa o a una falta de liderazgo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la realidad es que se debe a una falta de alineación dentro de la compañía: los empleados no tienen claras sus funciones, no están de acuerdo con lo que hacen o con el porqué de lo que hacen. 

En este artículo veremos cómo evitar este obstáculo para la empresa y cómo conseguir un alineamiento estratégico exitoso.

¿Qué es el alineamiento estratégico?

La alineación estratégica de la empresa significa, según Harvard, que todos los elementos de un negocio, incluida la estrategia de mercado y la forma en que está estructurada la empresa, estén organizados de forma que respalden, de la mejor manera posible, el cumplimiento del propósito a largo plazo de la empresa. 

Estos conceptos se ven ilustrados en la cadena de valor a continuación:

La alineación estratégica de la empresa en general es fundamental para garantizar que todos sus miembros comprendan los objetivos finales, enfoques y estrategias que se utilizan para lograrlos. Además, la gestión del talento humano, el tipo de metodología utilizada, el tipo de tecnología y las herramientas requieren de una alineación clara. Según un estudio realizado por LSA Global, una empresa consultora especializada en el área de alineación corporativa, las compañías que están altamente alineadas aumentan sus ingresos en un 58% y son un 72% más rentables, superando significativamente a sus competidores.

¿Cómo detectar la falta de alineación estratégica?

Con el objetivo de identificar una falta de alineación en la empresa, analizaremos la cadena de valor propuesta por Harvard en el apartado anterior para detectar la desalineación, en el caso de que existiese.

Se puede realizar una prueba simple para iniciar un análisis sobre la estrategia y la eficacia organizacional de la empresa. Para eso, se debe considerar a la compañía en su totalidad o enfocarse en algún elemento de esta que tenga especial relevancia estratégica, como, por ejemplo, una área con gran potencial de crecimiento de la cual dependa el éxito de la empresa en general. La prueba consiste en plantear el siguiente par de preguntas:

¿La estrategia comercial de la empresa apoya al cumplimiento de su propósito?

El propósito de la empresa es una de las pocas áreas que perdura en el tiempo de manera inalterada y que marca el camino de las acciones a tomar. La estrategia corporativa siempre estará orientada hacia la consecución de este propósito, y determinará qué productos y servicios ofrecer, qué mercados atender y cómo la empresa debe diferenciarse mejor de sus rivales para obtener una ventaja competitiva. Para responder a la pregunta planteada, usaremos una escala del 1 al 100. En el caso de que no sepamos contestar, ya sea por dudas sobre la estrategia corporativa o sobre el propósito de la empresa, eso indicará una respuesta negativa.

¿La capacidad organizativa de la empresa ayuda al éxito de su estrategia comercial?

Cuando hablamos de capacidad organizativa, nos referimos a los sistemas de gestión y perfiles que existen dentro de la empresa, es decir, la calidad del personal. Por ejemplo, si la empresa tiene como prioridad estratégica la innovación, es importante que la estructura organizativa y los sistemas de gestión permitan la colaboración creativa entre estamentos y la toma de riesgos. Es importante que, para que la capacidad organizativa de la empresa ayude a la consecución de la estrategia comercial, las personas, la cultura y los procesos de la empresa se adapten a los cambios estratégicos que se vayan dando a lo largo del tiempo. Para esta pregunta utilizaremos también una escala del 1 al 100. Si la empresa es incapaz de llevar a cabo su estrategia, indicará que la respuesta será negativa.

Harvard proporciona la siguiente matriz para representar las respuestas a las dos preguntas anteriores. Dependiendo del cuadrante en el que se encuentre la empresa, deberá hacer frente a diferentes retos organizativos.

Buenas intenciones, pero incapaces

Las empresas que se encuentran en este cuadrante cuentan una estrategia clara y definida enfocada a la consecución de su propósito, pero son incapaces de implementarla debido a una falta de capacidad organizativa. 

Solución: En este caso, la empresa deberá revisar su estructura organizacional e identificar qué competencias institucionales necesitan desarrollar o mejorar. Pero, sin duda, lo más importante será colocar a las personas con las habilidades y capacidades adecuadas en los trabajos adecuados y los mejores empleados en los roles más críticos. Si es necesario, se llevará a cabo una estrategia de contratación agresiva que busque incorporar los mejores perfiles profesionales que permitan mejorar la capacidad organizativa de la empresa.

Valientes, pero sin rumbo

Estas empresas cuentan con un gran equipo y cultura organizacional que dan impulso a la estrategia corporativa, pero falta un propósito general coherente que guíe la estrategia en la dirección correcta.

Solución: En este caso, la empresa debe aprovechar la calidad de su plantilla y es necesario empezar por establecer y definir claramente el propósito, los objetivos y el plan estratégico. Además, otros conceptos como la propuesta de valor de la empresa y el segmento de clientes al cual se dirige deben estar exentos de duda, ya que la eficacia con la que las diferentes áreas pueden producir un trabajo de calidad alineado con los objetivos principales y el propósito general dependerá, en gran medida, de la alineación con lo que venden, a quién y por qué. 

Destinados al fracaso

Las empresas que se encuentran en este cuadrante están en una situación crítica y de caos en la cual su plan estratégico es incapaz de ayudar a la consecución del propósito general porque no existe; y aunque existiese una estrategia corporativa clara, la organización sería incapaz de llevarla a cabo.

Solución: En este caso, deberán combinarse las soluciones propuestas para los dos casos mencionados anteriormente: un cambio en la estructura organizacional y revolucionar la plantilla realizando contrataciones de mejores perfiles profesionales, así como el despido de aquellos perfiles que no aporten valor. Además, se deberá llevar a cabo un proceso de ideación del plan estratégico y de los objetivos generales que permitan tener una dirección clara en la cual avanzar.

Beneficios de un buen alineamiento estratégico

El lograr una organización que esté bien alineada, especialmente en los estamentos directivos, tendrá como consecuencia positiva los siguientes aspectos:

  • Toma de decisiones más rápida y un tiempo reducido de ejecución, permitiendo una mayor velocidad en la toma de decisiones.
  • Los empleados y equipo directivo entienden cómo su trabajo individual está vinculado a la estrategia de la empresa, lo que genera un incremento en su grado de compromiso.
  • Clara identificación de las actividades que fomentan el crecimiento, lo que garantiza que la empresa concentre sus recursos limitados en las actividades adecuadas.
  • Creación de mecanismos y absorción de las complejidades necesarias que garantizan que los procesos entreguen consistentemente lo que los clientes esperan, incrementando la lealtad del cliente.

Conclusión

Son varios los componentes que favorecen a la alineación interna de una empresa: no es solamente una cuestión de tener un equipo competente, sino también de contar con una estrategia definida, unos sistemas sólidos y una arquitectura organizacional adecuada que respalden el propósito general de la empresa. Una vez todo eso esté en línea, la empresa podrá realizar un proceso de alineación con éxito que la impulsará hacia un muy probable incremento de sus ingresos y rentabilidad.

En Enzyme nos dedicamos a acompañar a nuestros clientes a diseñar y mejorar sus planes estratégicos para que puedan alcanzar todos sus objetivos comerciales y materializar su propósito. Contáctanos si quieres obtener más información sobre cómo podemos ayudarte. 

Más artículos

SAP Work Zone, qué es y cómo lo puedes aplicar

Hoy en día, las empresas tienen la necesidad de crear una experiencia de usuario armonizada con la que sus clientes y empleados vivan una experiencia similar a la del consumidor en los sistemas...

Leer másArrow 41

Forum AUSAPE 2022. Caso de éxito: el portal del vendedor de Germans Boada

En el marco del Fórum AUSAPE 2022, Enzyme presentó un caso de éxito: el portal del vendedor de la empresa Germans Boada (Rubi), desarrollado con Neptune DXP - SAP Edition. En este artículo, te...

Leer másArrow 41

Automatización de procesos en el mundo farmacéutico

La automatización de procesos tiene el potencial de liberar a los trabajadores de las tareas más repetitivas para poder dedicar su tiempo a tareas más significativas en el desarrollo del negocio....

Leer másArrow 41

Gamificación y chatbots: ¿cómo se relacionan y potencian?

Los chatbots y asistentes conversacionales se encuentran a diario con cientos de consultas abandonadas, a veces por impaciencia de la persona y, en muchas ocasiones, por desconocimiento de la...

Leer másArrow 41

Automatiza el servicio posventa de tu e-commerce con un mailbot

Es posible mejorar la atención al cliente de forma sencilla y eficaz. ¿Cómo? Automatizando las respuestas a las peticiones de soporte (posventa) que recibes en tu tienda online. 

Leer másArrow 41